La Asociación de Escritores en Lengua Catalana

La Associació d'Escriptors en Llengua Catalana, AELC es la entidad profesional que reúne los escritores y escritoras en lengua catalana. Fundada en el año 1977, la mayor parte de su actuación se desarrolla en los diferentes territorios de los Países Catalanes –Cataluña, Islas Baleares, País Valenciano–, hecho fundamental que se refleja en la organización y composición de su junta directiva.

Si queremos hacer un poco de historia de la Asociación, diremos que los escritores en lengua catalana no habían logrado jamás, durante la dictadura del general Franco, agruparse en una organización profesional legalmente constituida que velará por sus derechos y por sus intereses profesionales y que difundiera la literatura en catalán en el propio territorio y más allá de él. Todas las tentativas en este sentido fueron prohibidas por los gobiernos franquistas en su intento de eliminar la lengua catalana y la cultura que de ella se deriva.

Los escritores en lengua catalana habían participado en todos los movimientos reivindicativos de nuestro país, sin tener el nivel de coordinación necesario que les permitiera poder crear un asociación profesional como la que existió en el periodo de la Generalitat de Cataluña, durante la República española del año 1931 al 1938. La primera organización del sector que nació durante el franquismo fue el Centre Català del PEN Club, que funcionó en el exilio desde el año 1938 y que se reorganizó en el interior a partir de 1973. Las dificultades administrativas del momento le obligaron a llevar una vida clandestina y no pudo actuar públicamente hasta la muerte de Franco.

Cuando se convocó el Congreso de Cultura Catalana (en el año 1975), reflexión colectiva de toda la sociedad civil sobre el estado de nuestra cultura y el futuro que se presentaba con el inicio del proceso de democratización del Estado y de los procesos autónomos, los escritores en lengua catalana participaron en este congreso a través del ámbito de 'Producción Literaria'. En las conclusiones de este ámbito del Congreso, los escritores propusieron la creación de una asociación de escritores en lengua catalana que fuera a la vez un organismo de defensa profesional (sindical) y de promoción cultural que se convirtiera en el organismo unitario de los escritores en lengua catalana a través del cual se tenia que establecer el dialogo con las futuras autoridades autonómicas de nuestro país.

El nacimiento de la asociación se produce pues el dia 31 de octubre de 1977 con la participación de más de un centenar de escritores procedentes de todos los Países Catalanes, es decir de Cataluña, el País Valenciano y las Islas Baleares y con las adhesiones escritas de otro centenar que no había podido asistir al acto. Durante los años 1977-1988, la AELC desarrolló las funciones representativas de la vitalidad literaria de los PP CC con la voluntad de articular un programa que fuese un elemento de diálogo y de relación con los nuevos poderes políticos que se estaban constituyendo en lo que ha venido llamándose el periodo de la transición democrática española. Uno de los primeros objetivos era dinamizar la vieja idea de recuperar la Institución de las Letras Catalanas que había estado activa durante los años treinta, hasta el final de la guerra civil española. La AELC propugnaba la creación de un infraestructura que recogiese las aspiraciones de sus asociados y defendiera sus intereses. El año 1988 un decreto del gobierno autónomo de la Generalitat de Catalunya reinstaura finalmente la ILC.

La AELC ha participado en la elaboración de la Ley de Propiedad Intelectual y en el convenio marco con los sectores editoriales en catalán sobre los modelos de contrato de edición –en papel y digitales–, ha gestionado la supresión del IVA para escritores y traductores y mantiene negociaciones con diversos organismos públicos sobre temas fiscales, laborales y de previsión. Es miembro fundadora de la Federación GALEUSCA de escritores en lengua gallega, euskera y catalana; forma parte de la junta directiva del Centro Español de Derechos Reprográficos, CEDRO; es miembro del European Writers Council, EWC, del European Council of Literary Translators' Associations, CEATL, de Culture Action Europe, CAE y del International Authors Forum, IAF, entre otras.


Sus principales objetivos son:


Defender los intereses del colectivo en el ámbito profesional así como frente a los organismos culturales públicos u otras instituciones culturales.

Organizar un amplio abanico de actividades dedicadas al estudio y la reflexión sobre el oficio de escribir (conferencias, jornadas, coloquios, congresos…) así como a la promoción de autores y autoras. También colabora con entidades y organismos para organizar otras.

Representar a los escritores y escritoras en lengua catalana en las diversas instituciones públicas nacionales e internacionales, y los diferentes sectores relacionados con las letras.

Mantener una presencia constante en el mundo cultural, tanto catalán como español o extranjero. En este sentido, su página web www.escriptors.cat se ha convertido en un referente cultural en continua actualización.